Soplantes Centrifugos Multietapa

Soplantes Centrífugos Multietapa

Como resultado de nuestra preocupación por mejorar nuestro desempeño e invirtiendo gran parte de nuestros recursos en la investigación, hemos adaptado y modernizado nuestras instalaciones para satisfacer una amplia variedad de demandas. Ahora nuestra área de mecanizado está controlada a través de un sistema digital de control computerizado.

Gracias a esta modernizacion, tenemos un mejor control de la producción, asegurando a nuestros clientes una mayor flexibilidad y tiempos de entrega todavía más cortos. Además las piezas de repuesto y accesorios pueden ser enviados en 24 horas.

> Bureau Veritas Certification – PDF

Cuerpo

Está formado por las toberas de aspiración y de impulsión y por las secciones intermedias, que son de acero o aluminio fundido, dependiendo del modelo. La posición estándar de las toberas es la vertical, aunque en función de las necesidades pueden modificarse. Las toberas y secciones intermedias son encajadas y ensambladas con barras de acero. La estanqueidad de los componentes se consigue mediante el uso de un compuesto sellante y en ciertos casos por una junta tórica. El número de etapas de compresión varía en función de la presión requerida con un máximo de 10 en máquinas pequeñas y 7 en máquinas grandes.

El Rotor

Está formado por un eje de acero y un conjunto de rodetes con distanciadores fijados por chavetas. Los rodetes son de aleación de aluminio fundido o en ciertas aplicaciones, de chapa remachada. Se equilibran estáticamente. El rotor se equilibra dinámicamente con el fin de asegurar unas vibraciones inferiores a 4,5 mm/s cuando está en rotación. Existe una amplia gama de rodetes radiales y curvados con el fin de alcanzar las distintas exigencias.

Los Cojinetes

Los rodamientos están montados en almohadillas independientes de hierro fundido. Las almohadillas están fijadas a las toberas, permitiendo una accesibilidad fácil en caso de mantenimiento sin necesidad del desmontaje de otras piezas. Los rodamientos son el único punto de contacto entre el rotor y el estator de la máquina. La estanqueidad de las almohadillas se asegura por trenzas de grafito o máquinas grandes para anillos de carbono de 4 secciones unidos por un muelle de acero inoxidable. La estanqueidad por anillos de carbono reduce las fugas lo menos posible. En caso de trabajar con gases peligrosos, la estanqueidad se asegura mediante doble precintado mecánico. También es posible realizar la estanqueidad mediante inyección de gas entre los anillos de carbono. Para máquinas de hasta 5000 m3/h, la lubricación se efectúa con grasa y para máquinas mayores con nivel constante de aceite permitiendo alargar el tiempo de mantenimiento asegurando un funcionamiento intachable.